¿Sos consciente de tu salud de manera integral?

La medicina integrativa te propone hacerte cargo de los síntomas, en lugar de taparlos sólo con medicación. Se trata de tomar conciencia de nosotros como un todo: cuerpo, mente y espíritu.


Cuando te duele la espalda, ¿en algún momento te detenés a pensar lo que estás sintiendo a nivel emocional? ¿O sólo te preguntás qué debo tomar para que esa dolencia desaparezca lo antes posible? 


Esta sencilla situación plantea de manera práctica y evidente la diferencia entre la medicina integrativa y la medicina alopática. 

Según el National Institute of Health, el mayor centro de investigación en salud y agencia del Departamento de Salud de Estados Unidos, sostiene que la Medicina Integrativa es una combinación de tratamientos de la medicina convencional y de la medicina complementaria y alternativa para las cuales existen evidencias científicas de alta calidad que garantizan su inocuidad y eficacia.

La Medicina Integrativa está orientada a sanar a la persona en su totalidad (cuerpo, mente, espíritu y sociedad) e incluye todos los aspectos del estilo de vida, de acuerdo a la definición de la AAMI (Asociación Argentina de Medicina Integrativa). Se erige sobre cuatro pilares:• Medicina convencional• Medicina complementaria• Relación horizontal médico-paciente.• Participación activa y responsable del paciente.

¿De qué se tratan las Intervenciones Integrativas?

Las intervenciones integrativas están ganando terreno en la medicina tradicional, y si bien se trata de accionesmilenarias, están siendo tomadas en cuenta por la ciencia en los últimos años. 

Estas intervenciones proponen que te hagas cargo de tussíntomas, que cambies tu estilo de vida, que modifiques tu alimentación, que hagas ejercicio, que medites, que te conectes con la naturaleza, que te tomes tiempos de descansado, que te cuides y te des lo mejor, lo que mereces.

Los hábitos sedentarios de las personas modernas se han asociado con muchas molestias y enfermedades. Por ello, una de las principales sugerencias es tomar el hábito de realizar actividad física.

 
Cuando hablamos de poner el cuerpo en movimiento, nos referimos también a una actividad constante de bajo nivel, moderada como caminar, pararse y estirarse durante el día. Incluso, los ejercicios ocasionales de corta duración y alta intensidad de levantamiento pesado o ejercicios de velocidad son muy útiles. 

Por supuesto, esto será escalable a las necesidades, deseos y habilidades del individuo: bajarte una estación antes del subte o el colectivo hacia el trabajo o caminar treinta minutos al día será suficiente para algunos, mientras que otros querrán incluir deportes, yoga, artes marciales o danza. 


Cualquier ejercicio físico ayuda a reducir el estrés, otro componente importante de nuestro enfoque para la curación. El estrés tiene muchas formas, pero hay mucho que podemos hacer para disminuirlo. 

Te brindamos otras sugerencias para comenzar con las Intervenciones Integrativas

•Dormir lo suficiente es clave

• Controlar la exposición a la luz solar y la oscuridad es muy importante para restablecer los ritmos circadianos naturales. 

• Las prácticas de meditación y el trabajo de respiración son útiles para lidiar con el estrés agudo.

• Pasar tiempo en la naturaleza (“baño en el bosque”, a veces se le llama) es un poderoso equilibrador de lastensiones inducidas por vivir en un entorno totalmente humano y citadino. 

• Practicar grounding. Para conocer de qué se trata te dejo el link a mi nota


Nuestros ancestros vivieron como cazadores-recolectores durante dos millones de años o más, y los cambios importantes ocurrieron solo en tiempos relativamente recientes. Ahora se vive dentro de “cajas-trabajos”, para luego llegar a otra “caja-hogar” para sentarse a ver otra “caja-televisor”. 

Sin embargo, la evolución se mueve lentamente, y nuestro cuerpo todavía está construido de tal manera que es más saludable cuando vive, se mueve y come como lo hicieron nuestros antepasados.


Esto no significa que debamos huir de las ciudades y recolectar toda nuestra comida para estar saludables. Pero sí significa que algunos cambios en el estilo de vida están en orden. 

Las plantas medicinales nos pueden ayudar, pero si no nos queremos ayudar a nosotros/as mismos/as, entonces nada podrá hacerlo. 

 
El primer impulso debe ser interno, luego las plantas, los alimentos y el movimiento trabajarán enormemente para favorecer nuestra salud. 


¿Y vos, te cuidas? ¿Te das lo que necesitás?

La Medicina Integrativa propone la calidad de vida, no necesariamente el estado de “no enfermedad”, proponemos una vida en equilibrio, físico, mental y emocional. 

¿Podemos lograrlo? ¡Claro que sí! ¿Cómo? Empezando por cuidarnos. ¡Te animo a que lo hagas!

4 comentarios en “¿Sos consciente de tu salud de manera integral?”

  1. Excelente artículo y estoy de acuerdo! Estoy en esa etapa de auto sanación y evolución de cuerpo, mente y Espíritu. Y la medicina Floral y herbal son herramientas que me han ayudado muchísimo!
    Doy gracias por haberlas conocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado