Los siete poderes de la cúrcuma

La ciencia ha evidenciado sus grandes efectos en diversos tipos de tratamientos naturales para el cáncer, patologías gastrointestinales y enfermedades neurodegenerativas.

Los 7 poderes de la cúrcuma

La cúrcuma (Curcuma longa) ha sido utilizada en tratamientos naturales por miles de años, incluso forma parte de muchas de las recetas que provienen de oriente. 

Su origen se remonta entre los años 610 a.C. y 320 a.C., cuando en India comenzaron a utilizarla, por primera vez, como colorante para la lana. Más tarde, descubrieron su intenso sabor y comenzaron a usarla en platos culinarios, convirtiéndose en una de las especias indispensables en todo curry, aportando el color característico amarillo al arroz, carne y diversos platos de la cultura hindú.  

Conocida como palillo en algunos países de Hispanoamérica, ó azafrán de raíz en Colombia, la cúrcuma ya es un condimento más de la cocina tradicional, como también en Japón donde se sirve junto al té.

Medicina milenaria 

Más allá de su sabor característico, y de su uso culinario, hoy quiero contarte sus poderes medicinales. 

Gracias a diversos estudios científicos, podemos comprender por qué la cúrcuma ha sido una medicina tremendamente efectiva para culturas milenarias. 

Y su consumo tuvo efectos positivos en los tratamientos naturales de algunas patologías. A continuación te contamos en qué enfermedades se han utilizado sus propiedades fitoquímicas y cuáles fueron sus beneficios.

  1. Aterioesclerosis: 

La curcumina tiene una gran capacidad para prevenir la peroxidación de lípidos, estabilizar las membranas celulares, inhibir la proliferación de las células del músculo liso vascular e inhibir la agregación plaquetaria; todos los ingredientes importantes en la patogenia de la arteriosclerosis. 

2. Cáncer: 

Induce la apoptosis in vitro de varias líneas de células tumorales: células de cáncer de mama, de cáncer de pulmón, de melanoma, mieloma, líneas celulares de leucemia, células de neuroblastoma, células de cáncer oral y de cáncer de próstata. La curcumina, en modelos experimentales, también ha demostrado capacidad para inhibir metástasis intrahepáticas. Un estudio de fase I reciente informó una mejoría histológica de las lesiones precancerosas en 1 de cada 2 pacientes con cáncer de vejiga resecado recientemente; 2 de cada 7 pacientes de leucoplasia oral, 1 de cada 6 con metaplasia intestinal del estómago y 2 de cada 6 con enfermedad de Bowen. Sin embargo, el propósito principal del estudio fue documentar que la curcumina no es tóxica para los humanos cuando se toma por vía oral durante 3 meses en una dosis de hasta 8 mg / día. 

3. Diabetes: 

Se observaron mejoras significativas en la glucosa en sangre, hemoglobina y hemoglobina glicosilada, así como en plasma e hígado TBARS y glutatión.

4. Enfermedades gástricas: 

La curcumina inhibe la infección y la inflamación de las células de la mucosa gástrica y también se estudiaron los efectos sobre Helicobacter pylori, los cuales fueron altamente positivos. 

5. Enfermedades hepáticas y pancreatitis: 

El suministro dietético de curcuminoides aumenta la acil-CoA hepática y previene la acumulación inducida por una dieta alta en grasas en el hígado y los tejidos adiposos. Depura, desinflama y fortalce el hígado. 

Con respecto a la pancreatitis, se realizaron estudios científicos y se comprobó que la cúcurma disminuye la inflamación pancreática producida en la pancreatitis. 

6. Enfermedades intestinales: 

A través de mecanismos en donde participan COX-2 e iNOS, disminuye la inflamación intestinal y por ende, protege la barrera de la mucosa.

7. Enfermedades neurodegenerativas: 

La curcumina es un eliminador varias veces más potente que la vitamina E, y además también un eliminador específico de radicales basados en NO.

Se sugiere como acompañamiento de tratamientos donde la oxidación favorece la neurodegeneración como es el caso del Alzheimer.

Como suelo indicar, es fundamental conocer cada caso en particular para poder determinar la dosis y la forma de ingesta de una planta medicinal y la cúrcuma no escapa a esta regla. Si te interesa tratar alguna de las enfermedades mencionadas, recomiendo siempre consultar a un profesional de salud.

Para profundizar sobre las propiedades de esta maravillosa raíz y muchas hierbas más te recomiendo mi Curso Botiquín Herbal y el de Decodificación de enfermedades para tratamientos naturales.

Todavía quedan cupos para la Formación de Medicina Herbal Integral, si es de tu interés, no dudes de escribirme a info@florecer-medicinanatural.com

Flor Fasanella

Farmacéutica especializada en medicina herbal e integrativa

25 comentarios en “Los siete poderes de la cúrcuma”

  1. Muchas gracias por la información, sos muy generosa. Sólo quisiera preguntarte de que modo se puede ingerir, ya que la utilizo en polvo para cocinar. Si fuera para la parte digestiva X ejempli. Gracias!!!

    1. Flor Fasanella - Florecer Medicina Natural

      Hola ELi, se puede consumir la raíz en decocción, en tintura madre o en comprimidos también 🙂

  2. Gracias Flor! Te sigo y aprendo mucho. Todo lo que decís, me resuena por el amor que se siente al escucharte.
    Abrazo fuerte y sigo aprendiendo!

  3. María Carolina Macazaga

    Qué lindo! Me operaron de melanoma y hace más de dos años que a mis jugos verdes les agrego una cucharadita de cúrcuma…

  4. Liliana Lopez

    Gracias Flor, muy buena la página. La pregunta que tengo con respecto a la cúrcuma es cómo tomarla: dosis y el tema de biodegradación: algunos dicen que hay que combinar con pimienta y aceite de oliva o de coco. Me podrías desasnar sobre esto?. Saludos!

    1. Flor Fasanella - Florecer Medicina Natural

      Hola Lili! es verdad que la curcumina está más biodisponible con aceite y pimienta 🙂 pero igualmente se puede consumir en infusión 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado