Conoce cuáles son las claves para una salud integral

Cuidar nuestra salud es una decisión de vida y una práctica constante. 

Somos un todo. Somos cuerpo, mente, alma y entorno. Si podemos visualizar este concepto con claridad, sin dudas, tendremos mayores herramientas para abordar nuestra salud de manera natural e integral.

También, en Florecer estamos convencida/os que no existen fórmulas mágicas. Que no hay pócima o ungüento que pueda sanarnos de manera integral. El cuidado de nuestra salud tiene que partir desde la concepción del cuidado de nuestra calidad de vida como un proceso de práctica constante.

Conocernos es fundamental para avanzar en este proceso de cuidado. Aquí, te acercamos algunas prácticas que pueden ser un punto de partida.

Equilibrio Mental

Nuestra mente tiene un poder enorme sobre nuestro cuerpo. Por ello, se convierte en una prioridad su equilibrio. Si queremos gozar de buena salud, es necesario que cuidemos nuestra salud mental. 

¿Cómo? ¿De qué manera? Existen muchas técnicas sobre las que podrás elegir con cuál te sientes más identificada/o. Entre ellas: meditar, bailar, reir, tomar plantas medicinales calmantes como Lavanda o Pasionaria. Y todo lo que sientas que te hace bien para ¡calmar la mente! Aclaro que no todo es para todo el mundo, por ejemplo, a mí no me gusta meditar sentada, necesito meditar en movimiento (haciendo yoga es una opción). Por eso, es fundamental conocerte y ver qué te hace bien a ti.

Limitar uso de pantallas

Ya sabemos -lo recontra sabemos- pero no lo dejamos de hacer. Y en esto tiempos donde la virtualidad está presente casi 24/7 se hace cada vez más difícil. Pero, ¿qué te parece un detox de celular a partir de un horario específico o en alguna franja horaria del día? 

Cuando era chica, no vivíamos con celulares y ¡se vivía bien! No podemos ponernos la excusa de que sin esto o sin la compu no podemos hacer nuestras actividades. La luz de la pantalla altera las ondas cerebrales y eso disminuye mucho nuestra calidad de sueño y estimula enormemente la ansiedad.

Momentos de Spa y mimos

Regalarnos este espacio para nosotra/os. Puede ser con automasajes relajantes de pies, manos, rostro, con aceites esenciales, con cremas o simplemente relajarse colocando los pies en la tierra mientras agradezco todos los días que estoy viva/o.

Salud Intestinal

Hace mucho que venimos hablando que el intestino es nuestro segundo cerebro, pero ¿sabemos como cuidarlo? ¿Conocemos las consecuencias de que no esté en equilibrio? Te sugiero, para comenzar, que sumes infusiones de Llantén en tu vida cotidiana para mejorar su función. 

Si sos mujer, conectá con tu ciclo menstrual

Es clave conocer nuestro ciclo para comprender nuestros estados de ánimo, nuestros desequilibrios de salud y nuestra conexión profunda con la intuición entre tantas otras cosas. Te sugiero que leas libros que te acerquen a esta información o que realices cursos que te formen en este saber, en el que lamentablemente no nos educaron pero que es clave para nuestro bienestar.

Cuidar el medio ambiente

¿Esto afecta a mi salud? ¡Por supuesto! Está comprobado científicamente que el entorno afecta a nuestra salud (puedes adentrarte en el concepto de epigenética). La tierra es quien nos brinda todo lo necesario para que estemos vivos, debemos agradecerle tratándola con amor. Mientras menos la cuidamos, menos nos cuidamos. Lo que contaminamos, nos contamina. Es urgente que tomemos conciencia sobre esto.

Ejercicio físico

Si bien no soy la más indicada para hablarles de esto, ya que no me gusta hacer ejercicio, a menos que sea en equipo, jugando. Pero, sin duda, la vida sedentaria estimula múltiples problemas de salud, incluidos los psiquiátricos. 

Te invito a conectar con los tiempos de la tierra y tu salud individual y slow viendo mi video. Además, te propongo mi e-book Vivir en equilibrio que puedes descargar de forma gratuita desde mi web y a inscribirte a mi curso Tratamiento del Estrés con Medicina Herbal Integral 🙂

Flor Fasanella

Farmacéutica especializada en medicina herbal e integrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *