Las plantas de la felicidad

¿Qué es la felicidad? ¿Cómo nos damos cuenta si estamos tristes? ¿Cómo evaluamos si necesitamos incorporar plantas que nos ayude a levantar nuestro ánimo? Develaremos esto en los próximos párrafos.

Las plantas de la felicidad

Sumergirnos en el mundo de las plantas y el bienestar emocional debería partir de una pregunta filosófica: ¿Qué es la felicidad?

Platón sostenía que “el hombre que hace que la felicidad dependa de él mismo, y no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz.” Su discípulo, Aristóteles consideraba que cada uno de nosotros, en virtud de nuestras propias creencias, valores y experiencias perseguíamos la felicidad. Así algunos son felices si ganan mucho dinero, otros realizando la actividad que más los gratifica, otros viajando. 

En definitiva, ser feliz siginifacaría alcanzar la autorrealización, es decir, alcanzar nuestras propias metas. 

En tanto, para el filósofo y escritor nihilista, Frederique Nietzsche, la felicidad “es el sentimiento de que el poder crece, de que una resistencia ha sido superada”, una especie de control que uno tiene sobre su entorno. Para Nietzsche existía la voluntad de poder, una fuerza que nos da la vida y que nos otorga la posibilidad de hacer frente a todas las adversidades. Cuando comprobamos que hemos superado eso que tanto nos oprimía, es cuando somos felices.

El punto es cuando nos llenamos de insatisfacción, cuando esa fuerza flaquea, cuando aquello que esperábamos que saliera de una manera sucede en la dirección contraria.

Pero aquí no vamos a hablar de diagnósticos, porque de eso nos encargamos los profesionales de la salud. Pero sí de la autoescucha y la autogestión de la salud.

Es importante no caer en deseperación cuando no nos sentimos bien de ánimo, no querer escapar rápidamente de esa sensación, porque todo lo que sentimos y nos sudece en el cuerpo es señal de que algo hay que modificar.

Siempre digo que antes de pensar “¿que tómo para..?”, sugiero pensar “¿qué de lo que estoy haciendo puedo dejar de hacer? Porque, claramente, si me siento mal, desequilibrada/o o con síntomas en el cuerpo, es que algo (o varias cosas) de lo que estoy haciendo no me hacen bien. 

Plantas medicinales y felicidad

Una vez pensado esto, debería evaluar qué cosas puedo hacer para sentirme mejor.

Una de ellas, sería tomar plantas, pero es fundamental comprender que no se trata de una solución mágica, la salud y el bienestar físico y mental depende de muchos factores.

Cuando pienso en qué hierbas tomar para elevar mi estado anímico puedo hablar de:

Estas hierbas equilibran el fuego del corazón, que de hecho, es una energía que en el verano (estación que para la Medicina China se relaciona con el elemento fuego, el corazón y el intestino delgado), tiende a desequilibrarse. 

De todas formas, podemos contar con estas hierbas en cualquier momento del año.

¿Cómo consumirlas?

Estas hierbas podemos ingerirlas en infusión o en tintura madre

Puedes tomar de 2 a 3 tazas de infusión por día o 60 gotas al día si consumes tintura madre. Aclaro, como siempre, que las dosis que coloco aquí son generales y para que puedan experimentar con hierbas. En tanto, para una dosificación específica y personalizada es necesario una evaluación y eso se ve en una consulta privada. 

Si quieres saber más sobre la Naranja amarga te dejo esta nota: 

Si deseas profundizar sobre la Melisa puedes leer esta otra nota:

Y si quieres conocer más acerca del Cedrón puedes hacer click aquí:

2 comentarios en “Las plantas de la felicidad”

  1. Mariel cebrian

    Todo este mundo de las plantas me apasiona y no se por donde comenzar.
    Gracias por toda la información!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado