Londres, a la vanguardia de la cosmética natural.

Quiero invitarte, a través de esta nota a que viajes conmigo. Mi intención es contarte mi experiencia, mis vivencias y los conocimientos que pude adquirir en esta ciudad innovadora.

La emoción me inundaba. Llegué a Londres por primera vez. Y también por primera vez a un país de habla cien por cien inglesa –el inglés es un idioma que me encanta, tal vez por haberlo estudiado desde muy chica durante años.

Como lo hice con cada ciudad que visité, planifiqué cada uno de los lugares que deseaba conocer. Para ello, investigué previamente muchas tiendas de cosmética natural y herboristerías. Pero Londres me sorprendió: encontré mucho más de lo que esperaba. Y lo más enriquecedor fue que pude concluir que está a la vanguardia de la cosmética natural.

El primer lugar de los que no tenía en mi mapa fue la cadena Holland and Barrethttps://www.hollandandbarrett.com. Una dietética y herboristería donde encontré tanto cereales como infusiones, extractos de plantas y cosmética natural. Recuerdo que era el primer día y ¡ya me quería llevar todo! Pero seleccioné unos saquitos de infusiones orgánicas que son increíbles, y que acá no existen aún, son marcas de hierbas en saquitos que sean orgánicos certificados. 

Una de las tiendas que ansiaba conocer fue Neals Yard Remedies https://www.nealsyardremedies.com, lugar de cosmética natural, herboristeria, terapias (Therapy Rooms) y formaciones. Cuenta con varios locales en Londres, el más grande está en Covent Garden.  Me llevé una crema de lavanda, que ¡no puedo transmitirles por acá lo que es! y cápsulas con probióticos para activar la flora intestinal. 

Como en casa, en Neal’s Yard Remedies

Si tenés la posibilidad algún día de visitar Londres, te sugiero que no te pierdas visitar una de sus tiendas. Esincreíble, no sólo vas a encontrar todo tipo de productos sino que es un excelente lugar para formarse y también para hacerse algún tratamiento. El personal es muy calificado y podrás encontrar desde masajistas, terapeutas florales Bach y de otros sistemas, hasta Fitoterapeutas y Aromaterapeutas, entre otros. 

Es un punto que no te tiene que faltar en tu paso por Londres. Dependiendo el tiempo que te quedes, podés,incluso, planificar tomar algún curso. Tienen una gran variedad de opciones para aprender. 

Siguiendo por el mismo barrio (Covent garden es hermoso y tiene toda la onda) encontré The tea househttps://www.theteahouseltd.com. Un lugar donde tienen (ya se estarán imaginando por el nombre) una cantidad increíble de infusiones de todo tipo. ¡Me volví -literalmente- loca con los pétalos de rosas! ¡Y me tuve que llevar uno!

Fortnum and Mason tea house fue otra casa de te que visité. Si te encantan los blends, podrás encontrar infusiones muy ricas, y además, con un packaging especial, pero me parecieron demasiado caras. Prefiero resignar la presentación de un producto, a la calidad de las hierbas. 

Como se imaginan no paré de caminar. Unos días después , encontré otro local de Neals Yard Remedies por la soñada Notting Hill. Justo en ese momento estaba engripada, así que aproveché a ver qué tenían para mi malestar. Encontré caramelos de propóleos y eucaliptos (una gomitas masticables), que me hicieron muy bien a la garganta y un spray con los mismos componentes que me ayudó a aliviar la tos que acompañaba el cuadro gripal. 

Otra frutilla del postre fue Kew Gardenhttps://www.kew.org/kew-gardens, un jardín botánico que ¡es un sueño! Paso a describirles los espacios que conocí.

Mapa de Kew Gardens, London

El primer paso fue el arte botánico.

• Shirley Sherwood Gallery of Botanical Art: ¡maravilloso! Esta colección única de arte botánico celebra la belleza de la naturaleza con exquisitos detalles científicos, desde una época anterior a la fotografía hasta la actualidad.

La galería captura la infinita variedad de respuestas artísticas a plantas y hongos, mostrando elementos del archivo de Kew de 200,000 imágenes botánicas junto con la colección contemporánea del Dr. Shirley Sherwood.

El arte de la ilustración botánica se remonta al siglo XV, cuando se imprimieron hierbas (libros que describen los usos culinarios y medicinales de las plantas) que contienen ilustraciones de flores. En el siglo XVI, a medida que las técnicas de impresión avanzaban y nuevas plantas llegaron a Europa, los individuos ricos y los jardines botánicos comenzaron a encargar a los artistas que las grabaran.

Desde entonces, el arte botánico se ha vuelto vital para los registros científicos, ya que puede revelar más detalles que una fotografía.

Durante más de 25 años, la Dra. Shirley Sherwood ha estado recopilando ilustraciones botánicas contemporáneas para defender su mérito científico y estético. Y desde 1990, su colección se ha convertido en un catálogo completo de más de 200 artistas que viven en 30 países diferentes.

Ahora se muestra junto con el arte botánico clásico, la increíble colección de Sherwood muestra el surgimiento de una nueva ola de pintura botánica: un renacimiento en el arte científico.

• Marianne North Gallery: ¡este espacio es increíble! Un salón repleto de cuadros botánicos realizados por Marianne North, una pionera no reconocida. Está prohibido sacar fotos pero les dejo este link con una de ellas: https://www.kew.org/kew-gardens/whats-in-the-gardens/marianne-north-gallery. Tal vez no se vea tan impactante como es, realmente estar ahí dentro es una sensación hermosa, plantas y más plantas, de todas partes del mundo, no sabés por donde mirar.

• Agius Evolution Garden: un jardín donde lo que se plantea son las relaciones entre las plantas. Relación basada en su ADN, en la que podés descubrir que ¡las ortigas y las rosas son parientes! Entre otros ejemplos. Según lo que proponen esta información es valiosa para construir nuevas ciudades o incluso descubrir nuevos medicamentos. 

 • Palm House: selva tropical interior, plantas tropicales de algunos de los entornos más amenazados del mundo. Adentro el aire es pesado y denso, muy húmedo. El espacio tiene una exuberante vegetación de plantas a punto de extinguirse y algunas incluso extintas.

Palm House desde afuera

• Japanese Landscape: Jardín japonés simple, bello y calmo.

• Princess of Wales Conservatory: Con diez zonas climáticas controladas por computadora, el Conservatorio Princesa de Gales es un laberinto vidrioso que te lleva a través de una serie de ecosistemas fascinantes y variados. También hay mucha belleza en exhibición como un nenúfar gigante.

• Mediterranean Garden and King William’s Temple: este jardín muestra la diversidad de plantas que se encuentran en el mediterráneo, interesante para Latinoamericanos también porque muchas de esas plantas se han adaptado a estas tierras, y son de gran valor medicinal para nosotros. 

Fue diseñado para resaltar los usos de las plantas mediterráneas, la diversidad de vida que soporta el hábitat y los esfuerzos de conservación necesarios para asegurar su supervivencia.

En el Jardín Mediterráneo

• Treetop Walkway (Calzada de los árboles): es una estructura que mide 18 metros. Desde sus alturas se puede observar el complejo ecosistema de las ramas más altas de los árboles, un mundo repleto de pájaros e insectos, líquenes y hongos. Además, de observar desde lo alto el hermoso Kew Garden. 

Tree top walkway desde el aire

• Waterlily House (casa de nenúfares): un espacio tan pero tan bello que parece de mentira. El espacio es un invernadero con un estanque en casi toda su superficie donde viven nenúfares bellísimos, fue diseñado específicamente para exhibir el nenúfar gigante del Amazonas (Victoria Amazónica), una maravilla natural de la época. Se pueden observar hermosos reflejos de nenúfares en su agua, lo que lo hace ideal para perfectas fotos. 

Para cerrar, un espacio ¡de otro mundo! 

• The Hive (la colmena): Con una altura de 17 metros, The Hive es una instalación sorprendente en el corazón de un prado de flores silvestres que recrea la vida dentro de una colmena. 

Mil luces LED brillan de acuerdo con las vibraciones de las abejas que viven en los jardines. De verdad, este lugar es de otro mundo.

Todo esto es sólo lo que yo hice en Kew Garden, pero ¡hay más!

Cosmética natural.

La reina de mi viaje fue, sin dudas, la tienda de Content Beauty Wellbeinghttps://www.contentbeautywellbeing.com. Lo más increíble es que la encontré por casualidad (creo fervientemente que las casualidades no existen, así que cambiemos esta palabra por causalidad). ¡Me volví loca! Cosmética 100% orgánica, maquillaje orgánico certificado, ropa de algodón orgánico, todo con materiales reciclables o reutilizados. Su concepto es Zero Waste, no generar residuos con los materiales que venden, que puedan ser reutilizados, no contaminar el planeta e incluso estimular a que las personas consuman menos. Ese es su propósito. ¡Me quería quedar a vivir ahí! 

La cosmética natural en Londres, como les decía, está a la vanguardia. Por la inversión en la investigación & desarrollo que las marcas comprometen en la generación de sus productos, el extremo cuidado de la calidad de los componentes y de su proceso, y al mismo tiempo de los recursos naturales. Si tenés una marca de cosmética natural o es tu debilidad te sugiero que navegues aunque sea a la distancia estas marcas. Sin dudas, me lo vas a agradecer, ¡disfrutalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado