Una cadena de amor

Esto sucede cuando encontramos a personas luminosas. Más allá de sus saberes y sus conocimientos, lo más importante es la pasión, el amor y la generosidad que desprenden. Hoy te cuento la historia junto a Yamila, nuestra fotógrafa profesional.

Yami en su espacio de trabajo.

Llevar adelante un emprendimiento, desde ponerlo en marcha, hacerlo crecer, generar comunidad, brindar contenidos de valor, saberes, conocimientos, planificar y brindar cursos, desarrollar la comunicación y difusión de nuestras acciones, medir resultados, encontrarnos y hacer equipo con mujeres profesionales valiosas es un camino maravilloso, lleno de energía que nos nutre.

Desde Florecer Fitomedicina pensamos, diseñamos y ponemos en marcha nuestras acciones con mucho cuidado y sobre todo amor por lo que hacemos. Por ello, nuestra comunicación y visibilidad es muy importante, porque del otro lado están ustedes.

Nuestras herramientas de comunicación y difusión son nuestras redes sociales y nuestra web. Y trabajamos codo a codo, hoy más que nunca, con un grupo de mujeres maravillosas para que la magia suceda.

Como muchas veces ocurre, la alquimia también se dio en el encuentro con profesionales y en el armado de nuestro equipo. Esta es nuestra historia con Yamila Nair Williams -Yami- quien registra cada una de las fotografías que alimentan la imagen de Florecer. 

Yami se acercó, hace tres años, con la intención de hacer nuestro curso de Medicina Herbal y a cambio hizo una sesión fotográfica. Los resultados fueron tan buenos que se sumó. “Siempre me conecté de manera intuitiva con las plantas, con su propuesta sentí que era el momento para saldar esa cuenta pendiente. Cuando Flor me dijo que quería que le hiciera las fotos de Florecer me emocioné mucho, siempre admiré el arte con el que contaba sobre las plantas y ahora ser parte de crearlo es una experiencia muy gratificante”, nos cuenta Yami.  

Trabajando juntas.

Ama la fotografía, es reportera gráfica desde 2013, también hace sociales, novias, bodas, foto documental y producto.

“Disfruto de cada una de las producciones de fotos para Florecer. Son mi cable a tierra, conecto con lo natural, con la belleza de lo simple y, al mismo tiempo, poderoso que tienen las hierbas. Es un gran momento de meditación y contemplación en el medio de la vorágine”, relata. Y, agrega que “todo comenzó con una búsqueda personal de acercarme más al mundo de la fitomedicina, que derivó en ser parte del equipo creativo de Florecer. Conocer a Flor y todo su mundo floral que inspira continuamente y el desenlace de que me haya elegido para ser parte de su imagen, es un honor para mí”.

Como cada uno de los contenidos que desarrollamos, las imágenes dicen mucho y deben transmitir el cuidado, el respeto y el amor por las plantas. Yami con su arte lo logra en cada shooting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado