Cuando la alquimia sucede

Essentia Alquimia produce aceites esenciales de manera respetuosa y bajo los preceptos de la Economía Circular. Sus fundadores Marcia y Tommaso son alumnos de Florecer y su pasión por lo que hacen de manera responsable nos invitaron a contarles su historia.

Era febrero. Estaba en Villa de las Rozas, en la provincia de Córdoba, un lugar maravilloso, rodeada de naturalezay compartiendo con colegas el amor por las plantas. Cada vez que visito algún pueblo, me encanta asistir a sus ferias de emprendimientos relacionados con plantas medicinales. Encuentro y descubro tesoros.

Allí, en una feria fui testigo de los inicios de Essentia Alquimia, una productora de aceites esenciales, fundada por Marcia, arquitecta paisajista argentina y Tommaso, mecatrónico italiano.

Su propia historia de amor se tradujo en este emprendimiento que conecta con el entorno: “Somos seres vinculados, vinculados con la tierra que habitamos, con los seres que nos rodean, con los que están debajo de nuestros pies y con todo lo que estáarriba fuera de nuestro alcance. Somos una gran red que coopera en la existencia de la vida. Recordarlo, vivenciarlo, nos pone en frecuencia con el todo que somos”, predica Essentia Alquimia.

Para sus fundadores, los aceites esenciales representan la parte sutil o etérea de las plantas. “Son sustancias aromáticas concentradas y guardadas en forma de microgotas en diferentes partes de las plantas. Son mensajes perfumados usados por plantas para diferentes propósitos, para atraer polinizadores, para defenderse de microorganismos dañinos, para comunicarse con el medio ambiente”.

Marcia y Tommaso realizaron nuestra formación de Medicina Herbal Integral con el propósito de aprender cómo las plantas pueden mejorar nuestra calidad de vida y profundizar en el conocimiento de sus efectos en diferentes patologías.

Esta formación fue clave para nuestra evolución. Estábamos necesitando una formación completa para enriquecer nuestro proyecto, y a nivel personal poder adoptar nuevos hábitos para cuidar y honrar nuestra salud”, explica Marcia. Y agrega que fue clave “aprender cómo funciona nuestro cuerpo a través del vínculo con las plantas comprendiendo su complejidad y hacer nuestro trabajo con un grado de conciencia superior”.

Muchas horas de investigación, aprendizaje y experimentación dieron origen a Essentia Alquimia, emprendimiento que además se enmarca en la Economía Circular –que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales vírgenes como la producción dedesechos, cerrando los flujos económicos y ecológicos de los recursos. Por ejemplo, la menta que se vende en el mercado y que es desechada por no tener un buen aspecto, puede ser comprada a un menor precio,recuperada y reconvertida en un aceite esencial.

Otro de los principios que rigen a la marca es que que las plantas con las que trabajan no están tratadas con agroquímicos. Para ellos cada recolección es un ritual, un momento de entrega de la planta, con lo cual lo hacencon un agradecimiento infinito y se aseguran de que la planta pueda continuar con su ciclo luego de la poda.

Por último, Marcia agrega que el curso de Medicina Herbal Integral los ayudó “a trabajar con una mayor conciencia de lo que hacemos y nos brindó una visión más completa para poder trasmitir a las personas que colaboran con nuestro proyecto y clientes.

2 comentarios en “Cuando la alquimia sucede”

  1. Doy fe que hacen todo con mucho amor y dedicación! Aman lo que hacen!
    Recomiendo la bruma de Cedron!! Es lo más! El aceite de lavanda❤️, y palo amarillo.
    Gracias Esencia Alquimia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado