SOL

Fuente de vida y energía, hoy lo extrañamos más que nunca. En medio de la cuarentena hacete un tiempo para él, indispensable para generar vitamina D, fortalecer nuestro sistema inmune y evitar la depresión.

Horas frente a la pantalla. COVID-19 parece tenernos atrapados. Hace unos días, miraba unas Instagram stories en las que se proponía una especie de encuesta sobre la vivencia de la cuarentena. Una de las preguntas citaba: ¿Qué es lo que más extrañás? Y para mi asombro, lejos de extrañar la rutina, los afectos, la libertad de salir a la calle, o los bares, la mayoría de las respuestas tenían que ver con sensaciones que disfrutamos de la naturaleza, como por ejemplo el viento y el sol en nuestra cara.

¿No se sienten identificados? Nunca extrañamos al Sol como en este momento, ¿verdad?  Los seres humanos solemos valorar con mucha más frecuencias las falencias, que aquello de lo que disponemos.  Por eso en esta cuarentena, sentimos que es el Sol. 

Fuente de energía, indispensable para la vida de todos los seres vivos en nuestra querida Madre Tierra, que ilumina nuestros días y hace florecer nuestras plantas. Sin embargo, todos los veranos replican campañas en contra del Sol, acusándolo de ser el causante del cáncer de piel. Lo curioso es que en ocasiones, quienes están a cargo de dichas campañas son profesionales que promocionan primeras marcas de protectores solares. 

Los invito a preguntarnos: “¿hasta cuando le vamos a echar la culpa de lo que nos sucede a algo externo?”.

Mi interpelación es para reflexionar sobre nuestro reacción y respuesta: si me coloco sobre la piel protector solar pero este está lleno de químicos, sin dudas, no estaré haciendo algo saludable para mi cuerpo.

El estado de toxemia favorece el cáncer por lo que no tendría sentido protegerme del Sol con esos productos, mientras lleno mi cuerpo de sustancias químicas tóxicas. 

¿Debo utilizar protector solar? Si. Pero naturales, no le compres a las grandes marcas porque son protectores solares compuestos por nanopartículas que ingresan a través de tu piel sustancias tóxicas. El protector tiene que ser físico. 

¿Puedo tomar sol? ¡Si rotundo! Necesitamos del sol. Pero en los horarios permitidos y por periodos breves. (No tomar de 10a 14hs).

Beneficios del sol

Beneficios del sol

Mas allá de todo esto, hablemos de los beneficios que tiene el Sol en nuestro organismo, psique y emocionalidad. 

  • Ayuda al organismo a que se genere Vitamina D. Cuando la piel recibe la luz solar genera Vitamina D que es metalizada en los riñones para ser activada. Esta vitamina contribuye a la absorción y deposito de calcio en los huesos. 
  • Promueve la epitelización de la piel.
  • Favorece la circulación sanguínea, dilatando las arterias, y disminuyendo la presión arterial. 
  • Los rayos ultravioletas regulan la producción de melatonina, hormona que ayuda a regular el sueño. 
  • Ayuda a salir de estados depresivos. La falta de Sol se encuentra asociado a la depresión. 

Personas que viven en países con largas temporadas de poco Sol, es necesario que tomen Vitamina D, para contrarrestar los efectos físicos y psicológicos que produce la falta de energía solar. Entre ellos, encontramos problemas óseos, musculares, debilitamiento del sistema inmune y depresión. 

Salí al balcón, a tu patio, a tu jardín -si sos afortunado de contar con un espacio verde- o simplemente, ¡abrí tu ventana! Tomate el tiempo de sentir el sol en tu cara.

7 Respuestas a “SOL”

    1. muchas gracias Ale 🙂 me alegra mucho que te sea útil todo lo que comparto! 🙂

  1. Hola Flor!consulta cuales son los protectores solares naturales a los que hacés referencia.Tengo pecas que ya por la edad se transforman en manchas y necesito cuidarme y uso protectores solares!!
    Muy interesante todo lo que compartis!!!

    Gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *