“La formación de Florecer me conectó con mi propósito”

Contar con testimonios de mis alumnos/as es para mí el mejor valor que puedo transmitir. Hoy, quiero darles a conocer la historia de Natalia García Redin, una de las mejores aprendices que pasaron por Florecer.

Comencé a estudiar porque había algo inexplicable que me llamaba la atención, me generaba curiosidad y también mucha satisfacción. Inicié la cursada como algo personal. Luego de un tiempo me conecté con mipropósito y, sin buscarlo, pasó a un plano profesionalrelata Nati a cerca de cuál fue su motivación para comenzar a interesarse en Fitomedicina.

Natalia participó por primera vez del taller que brindamos hace unos años en Tigre sobre Plantas Medicinales aliadas de la salud femenina. “Ese fue el puntapié inicial para decidirme a estudiar la Formación de Medicina Herbal Integral ”, recuerda. “Y, por último, viajé a la Provincia de Córdoba, en Traslasierra, a la reserva ecológica milenaria Cerro del Cóndor, a sumergirme y profundizar todo lo aprendido en plena compañía de la naturaleza. Esta última, fue una de las experiencias más hermosas de mi vida, tuvimos al monte como aula y realizamos tinturas, aceites, sahumos naturales y pomadas. Recorrimos, investigamos, compartimos y aprendimos”.

A lo largo de la formación creció su entusiasmo y comenzó a probar ciertas plantas. Sin darse cuenta, un día observó su cocina y estaba llena de frascos con hierbas. De a poquito se fue animando a preparar sus infusiones y tomarlas en periodos más largos de tiempo. “Al día de hoy tomo plantas, sé que serán compañeras de vida, ya sea en tintura o infusión, y sigo mi camino de autoconocimiento y sanación”, agrega Natalia.

En esta pequeña entrevista, Natalia nos cuenta qué cambió a partir de la formación y de integrar a su propia vida las plantas medicinales.

¿Cómo fue tu experiencia con la Formación de Medicina Herbal Integral?

La formación es súper completa ya que trabajamos con conceptos del ámbito académico (principios activos, acciones terapéuticas, etc) y también aprendemos y vivenciamos los efectos a nivel sutil y energético de las plantas, desde la astrología occidental y también desde saberes ancestrales de los pueblos originarios, puntualmente protocolos de las comunidades comechingonas (¡mi aprendizaje preferido!). Se agregan al contenido, distintos modos de preparación y empleo de las plantas medicinales, como así también nociones de aromaterapia y fisiología del cuerpo humano. 

¿Cuáles fueron los beneficios que adquiriste a partir de la formación?

Los beneficios que trajo la formación a mi vida ¡son realmente muchos! Para resumirlo un poco, me hizo más consciente, me ayudó a estar presente, cambie hábitos alimenticios, pude observar y habitar mi salud desde otro lugar. Supe que detrás de un dolor/síntoma hay un mensaje que no hay que silenciar, más bien abrazar y acompañar.

¿Qué significó Florecer cómo espacio de aprendizaje?

Florecer es un espacio de aprendizaje amoroso y consciente, sin exigencias y amable. Flor está presente, y transmite su conocimiento y su amor por las plantas con alegría y humildad. 

¿Qué cambios concretos manifestaste a partir de incorporar las plantas y el conocimiento sobre ellas y cómo impactan en la salud integral?

Claramente hubo un antes y un después en mi vida luego del aprendizaje en el espacio Florecer. Me formé como terapeuta floral en el sistema del Dr. Bach, escribí un artículo en el que detallo mi experiencia con la toma de algunas plantas particulares y di lugar a mi voz como canal de sonido medicinal, acompañada de instrumentos como udu, tinya, silbadoras y cuencos tibetanos. La formación de Florecer me conectó con mi propósito y en estos días estoy dando a luz a mi proyecto: Jade Terapias, en el que ofrezco un acompañamiento sostenido por fitoterapia, flores de Bach y relajación sonora. Hace 5 años tomaba mi primer seminario de fitoterapia y hoy me encuentro integrando otros saberes que me fueron despertando en el recorrido. Sigo en proceso de transformación desde que leí ¡mi primer apunte de Fitomedicina!

¿Qué le dirías a alguien que quiere iniciarse en el saber de las plantas medicinales?

Recomiendo con todo mi corazón las formaciones que ofrece Flor Fasanella en su escuela Florecer ya que todxs vinimos a este plano a aprender y a sanar. Las plantas son energía luminosa, compañeras del camino y todo el conocimiento que se transmite en estos talleres es muy valioso para la vida cotidiana. Prueben porque ¡es maravilloso! no hacen falta grandes movimientos, solo con una tacita de infusión por día habrá un registro valioso para atesorar.

¡Gracias Nati por compartir tu experiencia y tu historia!

4 comentarios en ““La formación de Florecer me conectó con mi propósito””

  1. Vivo en Puerto Madryn, Chubut. Cuando llegue acá con la idea de vivir en un loteo de chacras pensé… amo Madryn desde el mar, ahora tiene que enamorarme la tierra, la estepa. Comencé como promotora del Prohuerta en el INTA y el amor fue naciendo. Luego conocí a Marina Richeri una doctora en biología, yuyera de aquellas, que me metió con sus talleres en la dimensión de las plantas locales y sus bondades.
    Hoy en mi botiquín y hasta cuando tomo sol me acompañan mis yuyis… caminar por la estepa y conocerlas, ver como cambian con las lunas, las estaciones, esperar el momento de tomar su ayuda… agradecer, hablarles despacito….
    creo que es un viaje de ida!!!!
    me encanto encontrar este espacio tuyo!!!
    infinitas gracias.
    Andy

    1. Flor Fasanella - Florecer Medicina Natural

      que hermosa experiencia Andy! muchas gracias por compartirla y ser parte de esta comunidad 🙂 Bienvenida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado