Así como las plantas, la alimentación puede ser tu medicina

Todos podemos sanar. Esta es la historia de alguien que decidió abrazar la vida, quien decidió seguir un camino de alimentación consciente, compartirlo y comenzar un aprendizaje sobre plantas medicinales

En un mundo incierto, en el que estamos sometidos a un exceso a la información sin precedentes, conectar con otros profesionales que comparten tus mismos valores y visión, es una de las cosas más gratificantes que nos otorgan las redes sociales.

Un día recibí el mensaje directo de Male Ramos Mejía, Lic. en Nutrición y fundadora de The Food Alchimist, un espacio en el que comparte todo lo que sigue descubriendo, elaborando y desarrollando para hacer más ricas y sanas sus comidas y los pasos del camino recorrido para aprender a vivir mejor y sanar el cuerpo, la mente y el alma, a través de una alimentación consciente.

Admiro a Male por su capacidad de resiliencia y por su generosidad al decidir compartir su experiencia con la alimentación y poder transmitirla a quienes necesiten sanar o simplemente mejorar su calidad de vida.

Una noche de julio –recuerda Male- de un momento a otro, mis manos se pusieron moradas hasta los nudillos y grises, sin vida, hasta las yemas de los dedos. Así conocí el  fenómeno de Raynaud. Fueron muchos médicos, estudios y análisis, incluida una biopsia hepática, hasta que en octubre me diagnosticaron esclerodermia sistémica difusa y polimiositis.

Desde el primer momento me recetaron una larga lista de remedios. Y un futuro incierto. La esclerodermia todavía no me había atacado los órganos internos pero según los médicos estaba avanzando muy rápido así que podía hacerlo en cualquier momento. Los remedios podían ayudarme pero también podían dañarme los órganos. Podía mejorar en un principio y recaer con fuerza luego de algunos meses. En ese momento, nadie sabía bien cuándo ni cómo empezó la enfermedad (aunque ahora creen que empezó a manifestarse durante el tercer trimestre de mi embarazo siendo el edema generalizado uno de los primeros síntomas). Pura incertidumbre.

Con mucha tenacidad y la convicción que podía sacar esta enfermedad de su cuerpo, siguió al pie de la letra las indicaciones de su médico reumatólogo, a la par que varias medicinas no tradicionales y comenzó a investigar sobre la relación de su enfermedad autoinmune y la alimentación.

Durante la carrera de nutrición, no habíamos tenido contenidos que cubrieran este tema, pero me fue fácil entender en carne propia que, como dijo Hipócrates,  la “alimentación puede ser tu medicina”.

Su primer objetivo fue sanar su intestino. Male sabía que iba a ser una tarea larga y se propuso que todo lo que comiera tuviera una función específica en su proceso de sanación. Si un alimento determinado no hacía un aporte específico no lo comía. Así fue como, de un día para el otro, decidí dejar de comer todo lo que tuviera gluten, azúcar refinada, lácteos, conservantes y aditivos.

Fue el comienzo del fin de mi enfermedad”, relata Male.“El cambio en mi cuerpo  fue tan radical como había sido la decisión de sanarme a través de mi alimentación.  Cada día me sentía menos cansada.  Lenta, pero constantemente, mis síntomas y  estudios mejoraban. Hasta que en mayo de 2017, 7 meses después del diagnóstico, entré en remisión  y pude empezar a reducir las cantidad inmensa de remedios que había estado tomando.”

Su acercamiento a Florecer

Conocí a Florecer por recomendación de mis seguidores. Recuerdo que hice una historia preguntando si conocían algún libro sobre plantas medicinales y muchos me recomendaron a Florecer. Enseguida comencé a seguir la cuenta y a aprender con toda la información que brinda”, maniefiesta Male

Tanto para su vida personal como profesional, Male –quien actualmente está cursando la Formación on line de Medicina Herbal- estaba buscando acercarse al mundo de las plantas medicinales y a profundizar sobre su conocimiento y cómo a través de ellas podemos también sanar y mejorar nuestra calidad de vida.

“Si bien aún estoy leyendo y estudiando –cuenta Male– el curso me encanta, Flor sabe muchísimo, y me gusta mucho el enfoque que tiene profundo, bien desde adentro, comprendiendo las bases y lo más funcional: por qué esta planta, cuáles son sus beneficios, sus indicaciones. Súper recomiendo si quieren hacer un aprendizaje profundo y consciente de hierbas medicinales.

4 comentarios en “Así como las plantas, la alimentación puede ser tu medicina”

  1. Me gustaría aprender sobre la aplicación de la medicina herbal para dolores menstruales. Siempre tengo mucho dolor. Desde que me hice señorita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado