Cardo Mariano: una hierba autóctona que tu hígado va a amar.

Esta especie del género Silybum de la familia Asteraceae es enormemente conocida por sus propiedades antioxidantes sobre el hígado y hoy te cuento más sobre su maravillosa medicina. 

Cardo Mariano: una hierba autóctona que tu hígado va a amar.

Primeros descubrimientos y usos

Medicinalmente, la parte más investigada y utilizada del cardo mariano es la semilla.

En algunos estudios se describe la creencia de que el cardo más usado como alimento e incluso, potencialmente, en la preservación de los primeros humanos que inadvertidamente consumieron sustancias tóxicas era Silybum marianum, pudiendo este alcanzar lo 3,5 metros de altura. El cardo mariano se come de innumerables formas en todo el mundo, incluso sus brotes verdes jóvenes hervidos o en ensaladas.

Los primeros intentos de aislar los componentes del cardo mariano comenzaron en 1958 y, en 1968, investigadores de Munich aislaron con éxito el complejo flabonolignan que denominan silimarina, que más tarde se descubrió estaba compuesto principalmente por silibinina, silidianina y silicristina. En semillas maduras, estos componentes se pueden encontrar en concentraciones de 4-6%, mientras que los extractos estandarizados en Europa tienden a contener 70-80% de silimarina.

Aplicaciones de la Medicina China

En la Medicina Tradicional China (MTC), la semilla de cardo mariano se considera un apoyo terapéutico refrescante y nutritivo para la Sangre y el Yin del bazo y del hígado, reduciendo el calor en este último (inflamación), fortaleciendo su función y estructura al ofrecer tono donde hay debilidad ayudando a liberar toxinas.

Práctica herbal ayurvédica

En la práctica herbal ayurvédica, también se piensa que el cardo mariano está relacionado con el hígado y la digestión en sus propiedades limpiadoras, desintoxicantes y nutritivas. 

Usos en herboristería occidental

La semilla de cardo mariano como agente terapéutico se ha utilizado en la herboristería occidental durante miles de años como tónico nutritivo, reparador y refrescante para el hígado y el tracto digestivo y, casi siempre, está indicado en situaciones en las que el hígado parece estar estresado, con signos de mala digestión de lípidos, dolores de cabeza, líquido menstrual espeso, oscuro o coagulado, lentitud al despertar, entre otras.

Otras indicaciones energéticas/subclínicas de que el hígado está abrumado incluyen letargo y fatiga, sensación de calor en todo el cuerpo, picazón especialmente en la dermis, irritabilidad e impaciencia, sabor amargo en la boca.

Cardo Mariano y el hígado

Aunque el aislamiento de “componentes activos” como la silimarina y la silibinina ha llevado a muchos médicos alopáticos y fitoterapéutas a considerar el cardo mariano ante todo como un remedio hepático, esta hierba tiene una tendencia a comportarse de manera similar a la milenrama en su capacidad tanto para mover la sangre congestionada como para tratar la hemorragia, debido a su efecto sobre el bazo y los vasos linfáticos cuyos efectos secundarios apoyan el sistema portal y hepático. 

Las indicaciones psicoemocionales específicas de disfunción linfática y del bazo incluyen melancolía, mientras que el hígado se asocia más a menudo con frustración e ira. 

Los mecanismos por los cuales el cardo mariano alivia la congestión y nutre los sistemas del cuerpo son muchos, actuando principalmente en formas protectoras, reconstituyentes y estimulantes del hígado, la digestión y otros sistemas circulatorios y de eliminación.

La investigación actual ha demostrado que ciertos aislados de cardo mariano exhiben efectos antihepatotóxico, antioxidante, captador de radicales libres, antiinflamatorio, antiproliferativo, anticanceroso, potenciador de la quimioterapia, antimelanogénico, actividad antibacteriana, vasodilatador, antiagregación plaquetaria y/o hipotrigliceridémica.

Como estimulante del hígado, el cardo mariano interactúa con el tracto digestivo y el mecanismo metabólico apoyando el flujo de bilis desde el hígado y la vesícula biliar. Esto a su vez ayuda en la digestión de lípidos, reduce y regula el colesterol LDL, regula el azúcar en sangre, la insulina y el metabolismo, y promueve la eliminación en casos de estreñimiento.

Otros beneficios

Las acciones antiinflamatorias y antioxidantes del cardo mariano pueden combinarse con sus capacidades de mejora inmunológica, estimulando la producción y función de neutrófilos, linfocitos T y leucocitos, inhibiendo a su vez el crecimiento de ciertas células cancerosas en las mamas, la próstata y el cuello uterino. La investigación sugiere además que los extractos de cardo mariano se pueden combinar favorablemente con un fármaco antibacteriano de manera sinérgica.

Otras investigaciones han demostrado que los compuestos silibinina y silicristina protegen las células de los riñones, ofreciendo un apoyo similar en casos de intoxicación por sustancias químicas ambientales e intervenciones farmacéuticas. Si bien no se enfatiza particularmente por sus efectos sobre el sistema nervioso, investigaciones recientes han demostrado que los extractos de cardo mariano tienen efectos potenciales de mejora en afecciones neurológicas y relacionadas con el envejecimiento, como la enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

Contraindicaciones e interacciones con medicamentos

Debido a que el cardo mariano puede inducir la vía del citocromo p450 en el hígado, es posible que su uso pueda interferir con los niveles de ciertos productos farmacéuticos (glucósidos cardíacos, ciclosporina, anticonceptivos, metronidazol) que se metabolizan a través de este proceso.

Las personas que tienen reacciones alérgicas a las plantas de la familia de las Asteraceaes pueden experimentar reacciones al cardo mariano.

También, es posible que esta planta pueda interferir con el uso de insulina y otros medicamentos utilizados para la hipoglucemia.

Si quieres seguir aprendiendo sobre los poderes de las plantas te recomiendo mi Curso Botiquín Herbal y Fitoterapia ¡es ideal para mentes curiosas por el mundo herbal!

Fitoterapia Bioregional

Florencia Fasanella
Farmacéutica especializada en medicina herbal e integrativa
Matrícula 17501

10 comentarios en “Cardo Mariano: una hierba autóctona que tu hígado va a amar.”

  1. ERIKA LUCIANA RIVERO VIDELA

    Hola Grupo y Flor! Quisiera saber si con las semillas del cardo mariano se puede hacer infusión o solo con hojas y flores. ? Desde ya muchas gracias
    Saludos!

    1. Anabel Equipo Florecer Medicina Natural

      Hola Erika! Para las semillas de cardo mariano es necesario hacer decocción. Abrazo

  2. Me medicaron cardo Mariano, para trastornos del higado y desde alli lo amo, conozco alguien conn Higado graso y se lo pase en tintura estará bien o es mejor las semillas? el ya lo consumia en semillas.Gracias Flor, sigo aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Registra una nueva cuenta de afiliado